Edit
The Valdemar Legacy (2010) - Plot Summary Poster

Plot

Showing all 2 items
Jump to:

Summaries

  • Luisa Llorente, an expert on taxation of old buildings, had recently gone to the Victorian mansion Valdemar to conduct an inventory of property ownership. After she mysteriously disappeared, Maximilian, president of her company, engaged the services of a private detective to help find her. But soon they will discover that it is not the first disappearance at Valdemar mansion!


Spoilers

The synopsis below may give away important plot points.

Synopsis

  • Luisa Llorente (Silvia Abascal) necesita hacer una taxación de todo lo que pueda haber de valor dentro de la finca Valdemar. Por más de siglo y medio, ha permanecido completamente abandonada. La empresa inimobiliaria que lleva la taxación había enviado a otro taxador anteriormente, pero este ha desaparecido con sospechas de que robo y desfalco.

    Nadie espera a Luisa cuando ésta llega, sin embargo un jardinero le abre la puerta. Ella entra en la casa y empieza a tasar y a hacer fotos, y sin ni siquiera darse cuenta, graba a un espíritu a través del objetivo de la cámara. Sube a un ático abuardillado que primero está cerrado y después abierto. El mal olor le lleva a ver el cadáver en descomposición del Gordo. En ese momento aparece el Engendro (José Torija), una especie de momia, que la ataca. Se mete en un antiguo baúl para despistarlo, pero el teléfono móvil le suena en ese momento y el Engendro la ataca. El jardinero le dice que salga por la leonera, y ella lo consigue. El jardinero y su compañero la llevan a su casa desmayada, y la encierran en una habitación con pinta de antigua y que parece una cárcel.

    Maximilian (Eusebio Poncela), el dueño de la inmobiliaria, llama a Nicolás Tremel (Óscar Jaenada) y a la directora de la fundación Valdemar, la doctora Cerviá (Ana Risueño) para que encuentren a Luisa, ya que su madre se está poniendo nerviosa cuando no da contactado con ella. Los otros dos trabajadores de la inmobiliaria, Santiago y Ana (Santi Prego y Norma Ruiz) van a salir hacia la finca también para intentar encontrar a Luisa. Durante el viaje en tren, Cerviá le cuenta a Nicolás la historia de la finca Valdemar.

    Lázaro y Leonor Valdemar eran un matrimonio feliz. Ella regentaba un orfanato privado y él se dedicaba a la fotografía. Lázaro Valdemar (Daniele Liotti) consigue acceder a la alta sociedad cuando decide llevar a cabo una estafa y prometer a gente con muchos posibles una foto con el espíritu de sus allegados muertos. Leonor Valdemar (Laia Marull) se alegra de ese dinero extra pues quieren adoptar un niño y necesitan mucho dinero para ello. Los médicos le han aconsejado que no se quede embarazada de momento, pero ella quiere intentarlo de todas todas.

    El periodista Garbea (Jimmy Barnatán) hace chantaje a Lázaro, pues ha descubierto el truco detrás de los supuestos contactos supernaturales. Como Lázaro decide no pagar, el periodista denuncia el caso en primera página. Lázaro es detenido a los dos días. Leonor intenta seguir cuidando de los críos. El caso se complica y una testigo aparece. Lázaro rechaza un abogado, pero las cosas se le ponen mal. De repente, aparece Aleister Crowley (Francisco Maestre). Éste contrata a una prostituta y amaña las cosas para que parezca que Garbea intentaba amañar todo el asunto en contra de Lázaro. Lázaro es liberado y la reputación del periodista es destruida.

    De regreso a casa, Lázaro se entera de que su mujer está embarazada. Cuando llega a casa, Leonor está jugando con los huérfanos acompañado por una nani, (Soraya Padrao). Después de alegrarse de la llegada de su marido, Leonor sufre un aborto a resueltas del cual no va a poner quedarse embarazada nunca más. Durante 6 meses, Lázaro cuida de ella.

    Crowley aparece de nuevo. Las fotos muestran que sí hubo contactos espirituales durante las seances, aunque Lázaro estaba tan pendiente de hacer sus trucos y sacar dinero que no se había percatado de ello. Crowley quiere abrir un portal con el otro mundo durante el eclipse total de luna que va a suceder después de 86 años, y quiere que Lázaro esté presente cuando eso suceda. Ese mismo sábado Leonor tiene que llevar a varios niños a conocer a sus padres adoptivos por primera vez en la estación de trenes, por lo que se enfada muchísimo con su marido, ya que había contado con que los acompañase. Además, su amiga la condesa sufragista Beatriz (Ana Bullón) ha aconsejado a Leonor que no mantenga ningún contacto con Crowley, ya que es un hombre peligroso. Aún así, Lázaro no quiere echarse atrás. Alisteir lo necesita porque necesita alguien con mucha experiencia para lidear la sesión espiritista.

    Leonor y la nani se van a la estación con los niños. Crowley aparece con varias personas para la sesión espiritista: el futuro autor de Drácula Bram Stoker (Lino Braxe), el personaje de varias novelas de Lovecraft Lizzie Borden (Vanessa Suárez), el compositor italiano Fuchini (Lucas Trapaza), Belle Gunnes (Laura Toledo). Cada uno de ellos quiere algo: éxito en los negocios, inspiración, conocimieno, Lázaro va a pedir una solución al problema de Leonor, etc... El mayordomo Jervás (Paul Naschy) observa inquieto todos estos hechos, y hace un comentario a su empleador en que le pregunta si está seguro de lo que está haciendo.

    La sesión empieza. Crowley hace que Belle se quite un crucifijo que lleva colgado del cuello. Crowley ha escrito en un pergamino todas las peticiones. El pergamino flota en el aire y un portal con el otro mundo se abre. Lázaro se desmaya, y una presencia espiritual se cuela en la habitación. En medio del pánico, el engendro se escapa, mata a uno de los asistentes, sale por la ventana y se incrusta en uno de los cuerpos que hay en el cementerio cercano. En el caos se prende fuego a la casa y Lázaro queda muy malherido. Crowley y los demás supervivientes salen corriendo, y es Jervás con otros criados quienes tienen que arrastrar a Lázaro fuera de la habitación.

    Avisan a Leonor del incendio de la casa, y ella regresa sola al galope, mientras se encuentra a los coches de caballos de los que están huyendo. Al llegar a casa, el Engendro se comunica con ella mentalmente. Los bomberos acaban de apagar el fuego.

    De regreso al siglo 21, Luisa se despierta en esa extraña habitación y se siente encerrada en ella.

    Por lo que parece, esto no es una película, sino una miniserie, y al final aparecen imágenes de la segunda parte.

See also

Taglines | Synopsis | Plot Keywords | Parents Guide

Contribute to This Page


Recently Viewed